Misionario David Miranda:

                                                                    Una vida dedicada a Jesucristo y la salvación de las almas.  

 "Combatí el buen combate, acabé la carrera,
guardé la fe" (2 Timoteo 4.7)

                  

En su testimonio de fe, Misionero cuenta que sus padres no conocían la Biblia,
sino por designio divino, le dieron el nombre bíblico de David;
sin nunca imaginar que aquel niño,
el cual doña Analia acababa de dar a luz,
era elegido desde el vientre para ser uno de los mayores misioneros que Brasil ya tuvo:
"Un siervo fiel del Señor Jesús, que predicó la curación divina y la liberación de las almas.
Con su llegada, la familia pasó a ser compuesta por seis personas.
Más tarde, nació Araci Miranda, la menor de la familia Miranda.

Búscanos en las Redes Sociales

Copyright © 2018 IPDA REPÚBLICA DOMINICANA. Todos los derechos reservados. - Diseño de kmolinavargas.

Menú Multimedia